miércoles, 17 de septiembre de 2014

CONOCIENDO UN POCO MAS SOBRE EL AVASTIN, LUCENTIS Y ELYEA PARA LA DEGENERACION MACULAR HUMEDA

Inhibidores de la angiogénesis (Inyecciones)
Los inhibidores de la angiogénesis incluye: EYLEA™ (Inyección de aflibercept),
Lucentis® (ranibizumab inyectable), Avastin® (inyección de bevacizumab), y

Avastin
Nombre genérico: inyección de bevacizumab
Estatus de la FDA: Avastin ha sido aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidoscomo un inhibidor del crecimiento de los vasos sanguíneos para tratar el cáncer colorrectal, pero no ha sido aprobado para la degeneración macular.
Eficaz para: Ciertos tipos de cáncer. Es un medicamento utilizado "fuera de su uso aprobado" para la degeneración macular húmeda. (Es decir, los médicos lo recetan sin la aprobación de la FDA para DMRE)
Cómo funciona: A pesar que, Avastin fue diseñado para inhibir el crecimiento de vasos sanguíneos asociados con el cáncer colorrectal, se ha descubierto (aunque no se ha probado en un ensayo clínico) que inhibe el crecimiento de
vasos sanguíneos que causan la DMRE.
Avastin es un medicamento fabricado por la misma compañía farmacéutica Genentech, Inc., que fabrica Lucentis®, que es en realidad una forma de Avastin
desarrollada por Genentech para tratar específicamente la DMRE mediante el uso de moléculas más pequeñas para una mayor penetración de la retina.
Lucentis fue aprobado por la FDA en 2006 como tratamiento para la DMRE.
Mientras que Lucentis cuesta aproximadamente 2.000 dólares por inyección, el
precio de cada tratamiento con Avastin está entre $ 20 y $ 100, y muchos médicos creen que ambos medicamentos son igualmente eficaces. Siendo que dosis mucho menores de Avastin se utilizan para la degeneración macular que
para el tratamiento del cáncer, los médicos suelen utilizar una farmacia para obtener la dosis correcta. [Una botica es una farmacia que divide la composición de una dosis mayor de Lucentis en muchas dosis pequeñísimas de Avastin. Esta
es una práctica aceptada, sin embargo, las boticas de compuestos no están sujetas a las leyes que regulan la fabricación de productos farmacéuticos y el procedimiento adicional presenta la posibilidad de contaminación bacteriana.
Aunque es relativamente raro, se dan brotes donde la salud se ve afectada e incluso casos de muerte debido a las drogas mal compuestas.]
Los efectos secundarios más comunes: Siendo que Avastin no estaba
destinado para el tratamiento de la DMRE húmeda, no se ha hecho una prueba
en un ensayo clínico y sus efectos secundarios no se conocen completamente. Es
probable que los efectos secundarios de Avastin sean muy similares a los de
Lucentis, incluyendo irritación de los ojos, presión arterial alta, y dolor ocular.

La información completa sobre la prescripción de Avastin se puede obtener del
fabricante (Genentech) en:
www.gene.com/gene/products/information/pdf/Avastin-prescribing.pdf.
Estatus: Los médicos han estado usando Avastin como un medicamento
utilizado "fuera de su uso aprobado" para la DMRE húmeda, con resultados
prometedores.
Programa de asistencia del fabricante para medicamentos recetados:
1-866-4-ACCESS (1-866-422-2377)
EYLEA™
Nombre genérico: Inyección de aflibercept, también conocido como VEGF
Trap-Eye (Bloqueador del factor de crecimiento endotelial vascular del ojo)
Estatus de la FDA: Aprobado en el 2011
Eficaz para: La degeneración macular relacionada con la edad de tipo húmeda.
Cómo funciona: EYLEA es una proteína diseñada para bloquear el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF por sus siglas en inglés) y el factor de crecimiento placentario, dos proteínas que promueven el crecimiento anormal de vasos sanguíneos.
En la degeneración macular relacionada con la edad, el VEGF se produce continuamente, por tanto se requiere la administración rutinaria y continua de medicamento. Sin embargo, la principal diferencia en el régimen de tratamiento
de EYLEA frente a otros inhibidores de la angiogénesis es que después de un período inicial de tres meses de inyecciones cada 4 semanas, EYLEA puede ser administrada cada 8 semanas. En contraste, los tratamientos con Lucentis y Avastin normalmente se aplican cada 4 semanas.Aunque el número real de inyecciones necesarias es determinado por el médico y
por el estado de la enfermedad del paciente y la respuesta al tratamiento.
La seguridad y eficacia de EYLEA se evaluó en ensayos clínicos y se encontró que clínicamente es equivalente a Lucentis, con efectos secundarios comparables. La
dosis recomendada para EYLEA es de 2 mg administrada por inyección “intravítrea”
cada 4 semanas (mensual) para las primeras 12 semanas (3 meses), seguido de 2 mg una vez cada 8 semanas. Aunque EYLEA se pueden dosificar con tanta frecuencia como 2 mg cada 4 semanas, la eficacia adicional no se demostró
cuando EYLEA se administraba cada 4 semanas frente a cada 8 semanas.
Los efectos secundarios más comunes: Los efectos secundarios más comunes de EYLEA (que no afecta a más de cinco por ciento de los pacientes)
incluyen hemorragia conjuntival (la membrana que cubre la parte blanca del ojo), dolor ocular, riesgo de cataratas, desprendimiento del cuerpo vítreo, moscas
volantes o cuerpos flotantes, y el aumento de la presión intraocular -se ha visto aumento de presión ocular dentro de los 60 minutos de aplicada la inyección-.
Existe un mayor riesgo de inflamación del endotelio (inflamación grave del interior del ojo) y desprendimiento de retina, como puede ocurrir con cualquier
inyección “intra-vítrea”.
Además, EYLEA está contraindicada para las personas con infecciones oculares o
en el contorno de los ojos, inflamación intraocular activa, o hipersensibilidad
conocida a aflibercept o a cualquiera de los aditivos inactivos en los fármacos presentes en la preparación de EYLEA.
La información completa sobre la prescripción y fórmula de EYLEA se puede
obtener de la página web del fabricante (Regeneron):
www.regeneron.com/EYLEA-fpi.pdf
Programa de asistencia del fabricante para medicamentos recetados:
1-855-395-3248, que también maneja consultas médicas y de pacientes.
Lucentis
Nombre genérico: Inyección de ranibizumab
Estatus de la FDA: Aprobado en el 2006
Eficaz para: La DMRE húmeda.
Cómo funciona: Lucentis es un fragmento de anticuerpo que liga e inhibe la actividad humana del “factor de crecimiento vascular endotelial” (VEGF por sus
siglas en inglés), una proteína que se cree juega un papel fundamental en la formación de estos nuevos vasos sanguíneos. En la DMRE, el VEGF es producido
continuamente, por lo que la administración rutinaria de Lucentis es requerida durante un período de tiempo.
Los efectos secundarios más comunes: Las eventualidades adversas
notificadas más frecuentemente incluyen hemorragia de la conjuntiva (la membrana que cubre la parte blanca del ojo), flotadores, dolor en los ojos, aumento de la presión ocular y de la inflamación del ojo. Los eventos adversos
graves, tales como la endoftalmitis (inflamación grave del interior del ojo), desprendimiento de retina, desgarros de retina, el aumento de la presión ocular y
catarata traumática son raros.
Estatus: Lucentis fue desarrollado a partir de Avastin, descrito anteriormente, el cual ha sido utilizado por los médicos como un tratamiento "fuera de su uso
aprobado" para la degeneración macular relacionada con la edad, pero en realidad es una terapia contra el cáncer y aprobada por la FDA. Ambos fármacos
se administran de manera similar. Consulte la sección sobre Avastin para
comparaciones de costos y de ensayos clínicos.
Información completa sobre la prescripción de Lucentis se puede obtener de la
página web del fabricante (Genentech) en:
http://www.gene.com/gene/products/information/pdf/lucentisprescribing.
pdf.

Una mujer con degeneración macular recibe una retina cultivada en laboratorio. Japón realiza el primer trasplante en humanos de células iPS.


Japón dio  un salto cualitativo en la investigación con células madre. Un equipo médico del Instituto Riken, uno de los más prestigiosos del país, implantó por primera vez en el mundo células iPS humanas, convertidas en retinas, en una intervención que se prolongó dos horas. La paciente es una mujer de 70 años que sufre una grave degeneración macular asociada a la edad, la principal causa de ceguera en el mundo.

Las células iPS, o de pluripotencia inducida, se obtienen de simples células de la piel del paciente y se transforman en cualquiera de los tejidos y tipos celulares del cuerpo, de tal forma que se evita toda posibilidad de rechazo inmunológico. Son además, por lo que sabe hasta hoy la comunidad científica, tan versátiles como las células madre embrionarias, pero a diferencia de ellas no despiertan recelos éticos porque no exigen destruir un embrión. Los reparos son sobre su seguridad.

El objetivo de este ensayo clínico, dirigido por la oftalmóloga Masayo Takahashi en el Instituto de Investigación Biomédica de Kobe (sur de Japón), es precisamente evaluar la seguridad de la técnica y su valor clínico. No se trata de curar a los seis pacientes que participan en el estudio y, de hecho, los investigadores no esperan que experimenten una mejoría reseñable en su capacidad de ver. De lo que se trata es de comprobar si la implantación de las células iPS genera o no problemas en la estabilidad de su genoma y puede o no derivar en cáncer o causar otros efectos indeseados que hagan aconsejable abandonar esta vía de investigación para curar enfermedades.

“Pese a la intensa investigación preclínica desarrollada en animales”, dicen los científicos japoneses, “no puede descartarse el riesgo de formación de tumores provocados por las células trasplantadas” porque tienen memoria de su origen. Para controlarlo, los seis pacientes estarán monitorizados durante cuatro años. “Si es aceptablemente segura, futuros estudios evaluarán su eficacia”, continúan en un documento colgado en la página web del Instituto Riken.

El laboratorio de Takahashi recibió en 2013 la autorización necesaria para avanzar en esta investigación. Su equipo ha empleado este tiempo en seleccionar a los pacientes aptos para el ensayo y en desarrollar un concienzudo trabajo de laboratorio para generar el tejido de retina. Los investigadores cogieron células de la piel de personas con degeneración macular y las convirtieron en células iPS. Después cultivaron esas células en laboratorio para convertirlas en células epiteliales pigmentarias de la retina, y hacer luego de ellas unas finas hojas para trasplantarlas en el órgano enfermo.

El resultado del ensayo tardará en conocerse, pero los expertos dan por hecho que habrá un informe preliminar sobre la evolución de los enfermos dentro de un año. Salvo en caso de un fracaso evidente antes de ese tiempo. “Ese primer informe es lo que estamos todos esperando para que se dé luz verde a otro tipo de ensayos”, afirma el director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, Ángel Raya.

En estos momentos, hay varios equipos científicos en el mundo muy bien posicionados en esta carrera de la medicina regenerativa. “En Japón, por ejemplo, se ha solicitado permiso para tratar la insuficiencia cardiaca. Y hay también ensayos pendientes en Japón, Inglaterra y España para la lesión medular”. En este último caso, los investigadores han solicitado ya permiso a la Agencia Española del Medicamento.

La investigación sobre las células iPS es una prioridad del Gobierno de Japón, que apostó decididamente por esta línea de investigación tras la concesión en 2012 del Premio Nobel de Medicina a Shinya Yamanaka, el referente de la ciencia japonesa, por haber desarrollado el método para reprogramar células adultas y dar así un impulso a la medicina regenerativa. Yamanaka compartió el premio con el pionero de la clonación John Gurdon.

El escándalo de las células Stap ha empañado este año el trabajo de los investigadores japoneses. La revista Nature tuvo que retirar sendos artículos publicados en enero en los que la científica del Instituto Riken Haruko Obokata presentaba un revolucionario sistema para lograr células madre adultas que resultó ser un fraude (sometía a otras adultas a estrés con ácido o presión). Nadie lograba reproducir sus resultados y el artículo adolecía de fallos en cifras y también en imágenes. La historia tuvo un final trágico. Yoshiki Sasai, una eminencia en la materia que supervisó su trabajo, se suicidó en agosto tras el escándalo.

lunes, 23 de junio de 2014

YO SOY TU SÍNTOMA.

Hola! Yo tengo muchos nombres: dolor de rodilla, grano, dolor de estómago, reumatismo, asma, mucosidad, gripe, dolor de espalda, ciática, cáncer, depresión, migraña, tos, gripe, dolor de garganta, insuficiencia renal, diabetes, hemorroides, y la lista sigue y sigue.
Me he ofrecido como voluntario para el peor trabajo posible: ser el portador de noticias poco gratas para ti.
Tú no me comprendes, nadie me comprende. Tú piensas que quiero fastidiarte, echar a perder tus planes de vida, todos piensan que quiero entorpecerles, hacerles daño o limitarles.
Y no, eso sería un un completo disparate.
Yo, el síntoma, simplemente intento hablarte en un lenguaje que comprendas. Que entiendas.
A ver, dime algo, ¿tú irías a negociar con terroristas, tocando a su puerta con una flor en la mano y una camiseta con el símbolo de "paz" impreso en la espalda? ¿No verdad?
Entonces, por qué no comprendes que yo, el síntoma, no puedo ser "sutil" y "suavecito" cuando debo darte el mensaje. Me golpeas, me odias, con todo el mundo te quejas de mi, de mi presencia en tu cuerpo, pero no te tomas ni un segundo en razonar y tratar de comprender el motivo de mi presencia en tu cuerpo.
Sólo te escucho decirme: "Cállate", "vete", "te odio", "maldita la hora en que apareciste", y mil frases que me hacen impotente para hacerte comprender. Pero yo debo mantenerme firme y constante, porque debo hacerte entender el mensaje.
¿Qué haces tú? Me mandas a dormir con medicinas. Me mandas callar con tranquilizantes, me suplicas desaparecer con antiinflamatorios, me quieres borrar con quimioterapias. Intentas días con día, taparme, sellarme, callarme. Y me sorprende ver que a veces, hasta prefieres consultar brujas y adivinos para que de forma "mágica" yo me vaya de tu cuerpo.
Y yo, cuando mi única intención es darte un mensaje, soy totalmente ignorado.
Imagínate que soy esa alarma con sirena en el Titanic, esa que intenta de mil formas decirte que de frente hay un Iceberg con el que vas chocar y hundirte. Sueno y sueno por horas, por días, por semanas, por meses, por años, intentando salvar tu vida, y tú te quejas porque no te dejo dormir, porque no te dejo caminar, porque no te dejo trabajar, pero sigues sin escucharme...
¿Vas comprendiendo??
Para ti, yo el síntoma, soy "La Enfermedad".
Qué cosa más absurda. No confundas las cosas.
Y vas al médico, y pagas por docenas de consultas médicas.
Gastas dinero que no tienes en medicamento tras medicamento. Y sólo para callarme.
Yo no soy la enfermedad, soy el síntoma. ¿Por qué me callas, cuando soy la única alarma que está intentando salvarte?
La enfermedad, "eres tú", "es tu estilo de vida", "son tus emociones contenidas", eso sí es la enfermedad. Y ningún médico aquí en el planeta tierra, sabe cómo combatir enfermedades.
Lo único que hacen es combatirme, combatir el síntoma. Callarme, silenciarme, desaparecerme. Ponerme un maquillaje invisible para que tú no me veas.
Y sí, está bien si ahora que lees esto, te sientes un poco molesto sí.
Esto debe ser algo como un "golpazo a tu inteligencia". Está bien si por ahora te sientes un poco molesto o frustrado. Pero yo puedo manejar tus procesos bastante bien y los entiendo.
De hecho, es parte de mi trabajo, no te preocupes.
La buena noticia es que depende de ti no necesitarme más.
Depende totalmente de ti, analizar lo que trato de decirte, lo que trato de prevenir.
Cuando yo, "el síntoma", aparezco en tu vida, no es para saludarte, no.
Es para avisarte que una emoción que contuviste dentro de tu cuerpo, debe ser analizada y resuelta para no enfermarte.
Deberías darte la oportunidad de preguntarte a ti mismo: "por qué apareció este síntoma en mi vida", "qué querrá decirme" ?
¿Por qué está apareciendo este síntoma ahora?
¿Qué debo cambiar en mí para ya no necesitar de este síntoma?
Si dejas este trabajo de investigación, sólo a tu mente, la respuesta no te llevará más allá de lo que has hecho años atrás.
Debes consultar también con tu inconsciente, con tu corazón, con tus emociones.
Por favor, cuando yo apareza en tu cuerpo, antes de correr al doctor para que me duerma, analiza lo que trato de decirte, de verdad que por una vez en la vida, me gustaría ser reconocido por mi trabajo, por mi excelente trabajo.
Y entre más rápido hagas conciencia del por qué de mi aparición en tu cuerpo, más rápido me iré.
Poco a poco descubrirás, que entre mejor investigador seas, menos veces vendré a visitarte. Y te aseguro que llegará el día en que no me vuelvas a ver ni a sentir.
Al mismo tiempo que logres ese equilibrio y perfección como "analizador" de tu vida, tus emociones, tus reacciones, tu coherencia, te garantizo que jamás volverás a consultar a un médico ni a comprar medicinas.
Por favor, déjame sin trabajo.
O piensas de verdad que yo disfruto lo que hago?
Te invito a que reflexiones, cada que me veas aparecer, el motivo de mi visita.
Te invito, a que dejes de presumirme con tus amigos y familia como si yo fuera un trofeo.
Estoy harto de que digas:
"Ay pues yo sigo con mi diabetes, ya ves que soy diabético".
"Ay pues ya no aguanto el dolor en mis rodillas, ya no puedo caminar".
"Siempre yo con mi migrañas".
Me presumes como si yo fuera un tesoro del cual no piensas desprenderte jamás.
Mi trabajo es vergonzoso. Y te debería dar vergüenza presumirme ante los demás. Cada que me presumes, realmente estás diciendo: "Miren que débil soy, no soy capaz de analizar ni comprender mi propio cuerpo y mis propias emociones, no vivo en coherencia, mírenme, mírenme! "
Por favor, haz conciencia, reflexiona y actúa.
Entre más pronto lo hagas, más rápido me iré de tu vida!
Atte. El síntoma

sábado, 7 de junio de 2014

VIVIR


La vida algo tan volátil y esfímera, que nos anuncia día tras día que está acompañada del tiempo y de su enemigo número uno: la muerte.
 Tal vez, para algunos esto sea pesimismo, pero en mi caso particular  que he tomado conciencia de que hoy estamos y mañana tal vez  no, en que la vida en un instante se puede ir, y que uno es  vulnerable a  perder el tiempo, y que  es  prácticamente una obligación   disfrutar nuestra estadía en este mundo como si fuera el ultimo dia, a vivir y hacer cumplir los sueños en la medida de lo posible, porque si no lo haces hoy, mañana puede ser tarde.
Así es señores, la vida merece ser vivida, porque mañana no existe, el pasado fue, y el presente es ahora, ya . Por eso corre, anda, sueña, VIVe, deja de perseguir y correr atrás de la zanahoria, porque la muerte te puede alcanzar y tarde te vas a dar cuenta que te  la pasaste atrás de algo que no valía la pena.
Las cosas que valen la pena son las simples, y no tienen que ver con dinero, no tienen que ver con las cosas materiales, las cosas simples están ahí dentro tuyo, alrededor tuyo; ¿ya las viste?, bueno céntrate en eso, piensa en ellas, demostrales tu afecto, amate a ti mismo, date un gusto, sueña, hazlos realidad.
Mi enfermedad me dio mucha sabiduría, no elegí enfermarme pero me ha dado un posgrado invaluable de lo que  es la vida, y cuando me pregunte ¿ por qué a mi? al tiempo encontré la respuesta y necesite inmediatamente  agradecer estar enferma, porque la llegada de la enfermedad te transforma y te hace alguien súper productivo,  con esto no estoy haciendo apología de que enfermarse esta bueno, solo digo que muchas personas sin estar enfermos como yo, no viven, no son felices, no disfrutan la vida, y es una pena porque esas personas  tienen  una ventaja sobre mí,  que es que  no tienen la conciencia de que la  muerte está  pisándoles los talones todos los días, pero como dice una canción de La Renga: la muerte esta tan segura de ganar que  te da toda una vida de ventaja.
Solo puedo decirles que VIVAN por que el segundero no se detiene.
ANALIA CANTERO

¡excelente documental sobre la enfermedad y los caminos que ella te abre!

 Me encanto estos 24  minutos de este programa realizado por el actor Javier Lombardo, en forma simple y clara explica como la enfermedad te cambia. Y es asi, desde el momento de la llegada del diagnostico nada  es y sera igual, es asi, tan   simple como eso, la vida es otra, a mi tambien me ocurrio eso, la maculopatia me cambio para siempre, y aquella que fui murio y nacio esta Analia,la de este blog, la del libro, la de tengo baja visión, la de las  jornadas de baja vision, y por eso me alegro haber aprendido de este obstaculo llamado maculopatia. VEANLO:

jueves, 15 de mayo de 2014

SEGUIR...

Camino en la niebla
Aprendo a no ver
la luz se apaga
la oscuridad llega
Nadie me entiende
Pero nada es en vano
Porque nada es casual,
personas, paisajes, colores
todo se desvanece, todo se va.
El tiempo pasa
y deseo quedarme
Algunos están
otros se van,
mi mundo se hace pequeño,
la noche gigante
y nadie me entiende…
explico y me canso
las palabras sobran,
la sombras crecen
trato de seguir adelante
a veces me caigo pero nadie me ve.
me levanto nuevamente,
y sigo camino,
a veces corro, y el tiempo me atrapa,
sigo el viaje
deseo seguir
por lo menos HOY deseo seguir.
ANALIA CANTERO
Related Posts with Thumbnails